viernes, 2 de octubre de 2009

FANTASMAS


¿Qué es un fantasma?Podríamos definir el término "FANTASMA" como la representación visual, acústica o táctil del cuerpo no físico de una persona fallecida que, por diferentes motivos o circunstancias de su transitar como ser humano por el mundo de la vida, se ve aferrado a la misma bajo otra forma de existencia no física, manifestándose de diferentes formas ante seres humanos (familiares o amigos dependiendo del grado de vinculación entre ellos u otras personas y desconocidas para éste ente) y en determinados lugares dependiendo de la carga psíquica existente para ellos y en ellos.
En la obra Las Fuerzas Físicas de la Mente (Editorial Sal Térrea, 1969), Oscar González Quevedo define el concepto de Fantasmogénesis como "el fenómeno de la producción ectoplásmica de un fantasma, al menos en apariencia entero, de persona, animal o cosa. El fantasma tiene cierta consistencia material, aunque es más o menos tenue, transparente, con poquísimo peso con relación al modelo reproducido. No es necesario decir que ocurrieron fraudes y tentativas de engaño, lo que dio mayor mérito a la comprobación de los fenómenos auténticos. La formación del fantasma es un fenómeno de ideoplastia, plastificación externa de la imagen inconsciente que tiene el médium, y dependiente de éste en todo: peso , materia, movimiento, sensibilidad, etc. Este fenómeno está, por lo tanto, clasificado entre los extra-normales".
Cuando el fallecimiento de un ser se completa, de su cuerpo físico se supone que se desprenden los cuerpos etéreos (cuerpo mental, emocional y espiritual). Estos tres cuerpos que forman una unidad llamada CUERPO ETÉREO forman lo que se denomina el Cuerpo Astral. Se han constatado que tras el fallecimiento de una persona el cuerpo físico pierde (aproximadamente) unos 150 gramos de peso que muchos presuponen que se podría tratar del peso del cuerpo astral. No obstante todo esto no es más que un planteamiento especulativo. Es evidente y también se ha comprobado que esa pérdida de peso es común en todos los fallecidos y, en principio, no se debe a ninguna causa aparentemente explicable (perdida de tejidos, volumen de aire en los pulmones, líquidos o fluidos corporales, etc...)
google_protectAndRun("ads_core.google_render_ad", google_handleError, google_render_ad);
El cuerpo astral, conformado por el mental, el emocional y el espiritual, tiene la capacidad de "despedirse" de sus seres queridos y de recorrer el mundo físico volando, así como los hechos que experimentó en vida. Una vez que el cuerpo astral hace lo que cree que tenía que hacer (en nuestra vida y en nuestro mundo de Vida), el cuerpo espiritual lo abandona y asciende a la dimensión luminosa que se vislumbra en los viajes astrales y en las experiencias de pre-muerte, dejando atrás al cuerpo mental y al cuerpo emocional. El cuerpo mental y el cuerpo emocional, entonces, conforman el cuerpo de lo que conocemos como fantasma o espíritu desencarnado, y este fantasma, sin la insuflación del espíritu esencial, comienza a desgastarse. El fantasma piensa y recuerda, y se puede manifestar y actuar en nuestro mundo físico a través de un médium, una casa encantada o una persona sensible para cumplir una promesa, para instruir o inspirar a un humano vivo, o para conseguir, a través de los vivos, lo que ya no puede conseguir como muerto.
Pero llega un momento en el que el cuerpo mental se despega del cuerpo emocional, y se reúne con el cuerpo espiritual, ya sea para vivir en el más allá o para renacer en la Tierra, y deja al cuerpo emocional solo. Este cuerpo emocional se convierte, al perder la capacidad de pensar y razonar, en un fantasma emocional, que sólo actúa por deseos y emociones, sin saber qué es lo que hace ni qué es lo que quiere, y, dependiendo de sus emociones, actuará sobre los seres vivos de la Tierra. A veces sólo se dedica a vagar e impresionar a las personas sensibles, pero en otras ocasiones llega a causar verdaderos problemas a los vivos. Este tipo de fantasma es el más común, y a él se debe que las religiones de todos los tiempos hayan considerado seres perversos y malignos. Su tiempo de duración en la Tierra puede ser muy largo si está protegido por una estructura material, como una casa o castillo. Son muy asustadizos y débiles e incluso la indiferencia de los vivos pueden llegar a destruirlos.
El cuerpo emocional está más apegado a la Tierra de los vivos y es que más trabajo le cuesta salir del mismo. Mientras se mantenga viva la llama del recuerdo en un mortal sobre el difunto en cuestión, su cuerpo emocional se mantendrá atado al lugar. Somos los humanos, en gran medida, los culpables de mantenerlos aún junto a nosotros en el recuerdo y bajo otra forma de existencia... La representaciones del cuerpo emocional suelen ser fantasmas tristes y neuróticos, carentes de inteligencia que se encuentran atrapados en un mundo al que no le encuentran la salida... Debemos de tener en cuenta que los fantasmas pueden ser incluso reales sólo por el esfuerzo de nuestra imaginación, o pueden ser producto de nuestras supersticiones, inseguridades e ignorancia.
También pueden estar presentes en nuestras frustraciones, deseos, ansiedades y miedos. Y pueden ser manifestaciones de una zona poco dominada y menos conocida de nuestra mente. Pero por el simple hecho de provenir de nuestras propias regiones internas y psíquicas adquieren proyección, influencia y vida, como cualquiera de las otras cosas que nos suceden, sea cual sea el origen.

video

ESTE VIDEO CONTIENE IMAGENES IMPACTANTES DELO QUE PODRIA SER UN FANTASMA O UN ESPECTRO.

miércoles, 30 de septiembre de 2009

¿CREEN EL LOS EXTRATERRESTRES?

video

CHEQUEN ESTE VIDEO ESTA MUY BUENO CREEEEO QUE ES UNA COMBINACION DE LOS DOS .

COMO SEA LA OPINIONION SUYA ES LA MAS IMPORTANTE.

SIRENAS



!INCREIBLES CRIATURAS¡




En la mitología griega, las sirenas (plural griego: Seirênes) eran tres peligrosas mujeres-pájaro, retratadas como seductoras, que vivieron en una isla llamada Sirenum Scopuli.
Más tarde, las tradiciones identificaron la geografía de esta isla con los floridos islotes de Anthemoessa, Anthemusa, el Cabo Pelorum, las islas de Sirenusian cerca de Paestum o de Capreae. Todas estas localizaciones están rodeadas por acantilados y rocas.
Los marineros que navegaban cerca de estos lugares escuchaban su música encantadora –que eran las voces de las sirenas– y naufragaban inevitablemente en las costas rocosas.
Aunque engañaban a los marineros, las sirenas no eran deidades marinas.
Estas mujeres mitológicas son consideradas hijas del dios del río llamado Achelous, padre de Terpsícore, Melpomene, Sterope o Chthon y la Tierra, tal como escribe Eurípides en su obra dramática Helena. Allí, Helena, angustiada, las llama “mujeres aladas, vírgenes, hijas de la Tierra”.
Sin embargo, los escritores romanos relacionaron a las sirenas, ante todo, con el mar. Las llamaron “hijas de Forcis”. Homero no agrega ningún dato sobre su origen o nombres; sólo menciona dos sirenas en la Odisea.
Escritores tardíos sí mencionan sus nombres y número: tres sirenas llamadas Peisinoe, Aglaope, y Thelxiepeia, o una tríada bautizada como Parthenope, Ligeia, y Leucosia. Por su parte, Eustathius indica que eran dos, Aglaopheme y Thelxiepeia.
Su número varía según los relatos mitológicos o dramáticos. Por lo general, son entre dos y cinco, y sus nombres suelen ser Thelxiepeia/Thelxiope/Thelxinoe, Molpe, Aglaophonos/Aglaope, Pisinoe/Peisinoë, Parthenope, Ligeia, Leucosia, Raidne y Teles.




Las sirenas, como las arpías, condensan cualidades de las mujeres y de los pájaros. En el arte griego temprano, las sirenas fueron representadas como aves dotadas de grandes cabezas femeninas, plumas de pájaro y pies con escamas. Otras veces, se las representaban con melenas de león.
Más adelante se retrataron como figuras femeninas con piernas de pájaro, con o sin alas, que tocaban variados instrumentos musicales, especialmente arpas.
Una enciclopedia bizantina describe los pechos de las sirenas con formas de gorriones o afirma que estos seres mitológicos eran pequeños pájaros con caras de mujeres. La comparación con los pájaros, además, surge por sus hermosas voces características.
Pero las últimas versiones pictóricas de sirenas las muestran como damas seductoras, de hermosa apariencia física.
El hecho es que en español, francés, italiano, polaco, rumano o portugués, la palabra para mermaid es respectivamente Sirena, Sirène, Sirena, Syrena, sirena y Sereia.
Esta falta de diferenciación (que sí conserva el inglés) genera confusión visual para la representación de las sirenas que en inglés aluden a “mermaids” (mujeres-peces).
Durante el siglo primero, el historiador romano Plinio el Viejo creía que las sirenas eran pura fábula “aunque Dinon, el padre de Clearchus, un escritor reconocido, afirme que existen en la India y que encantan a los hombres con sus canciones, primero calmándolos para dormirlos y luego desmembrándolos cruelmente”.
En sus anotaciones, Leonardo da Vinci menciona la existencia de sirenas. También en 1917 Franz Kafka escribió acerca del “Silencio de las sirenas”.
Una supuesta sirena proveniente de Canosa, un sitio de Apulia (que por entonces era parte de la Magna Grecia) acompañaba a los difuntos durante los entierros, para conducirlos en el viaje hacia su vida futura.
Se han hallado figuras de terracota con rastros de un pigmento blanco, original, que revela una mujer con patas, alas y cola de pájaro. La misma se conserva en el Museo Arqueológico Nacional de España, situado en Madrid.





martes, 29 de septiembre de 2009

MONSTRUOS MARINOS



¿Cómo surgieron estos temores en los hombres? ¿Qué seres albergan los océanos en sus profundidades? Veamos algunas teorías:
Se sabe que la serpiente pitón africana, capaz de engullir una cabra de un bocado, se traslada de uno a otro islote del océano indico, en busca de alimento. Algunas historias de monstruos marinos se basan en estos grandes ejemplares que, agotados por una larga travesía, buscaban un lugar de reposo en los buques que hallaban al paso.
Durante muchos millones de años, los mares estuvieron bajo el dominio de los plesiosaurios, de cuello largo y cuerpo en forma de tonel, y de los ictiosaurios o peces lagartos. Poco a poco se vieron desplazados por lagartos marinos de hasta doce metros de largo, los mosasaurios. Aunque sabemos de la desaparición gradual de los gigantescos animales terrestres, ignoramos qué sucedió con sus equivalentes anfibios. No es imposible que lograran sobrevivir, adaptándose a la vida de las profundidades marinas y lacustres.
Los relatos que encontrará a continuación lo invitan a sumergirse en las oscuras profundidades oceánicas y conocer algo más de sus esquivos habitantes.



El 25 de abril de 1977, el barco de pesca japonés Zuiyo Maru atrapó en sus redes un gran cadáver, parcialmente descom-puesto. El capitán, Akira Tanaka, tras fotografiarlo, lo devolvió al mar temeroso de que pudiera contaminar sus capturas. Hoy en día la polémica continúa, descartando la posibilidad de que sea un tiburón muerto. ¿Era un plesiosaurio?.
Ver foto ampliada

Restos de un posible monstruo marino, el cuál fue arrastrado por la marea hasta las playasde Mann Hill, en 1970.Su avanzado estadode descomposición noa permitido identificarlo hasta la fecha.
Ver foto ampliada

Uno de los monstruos más activos de los últimos años es el que recibe el nombre de Morgawr (en dialecto cómico, gigante de los mares), que ha sido visto con frecuencia durante 1975 y 1976 junto a Falmouth Bay, en la costa de Cornualles (Inglaterra).
Ver foto ampliada

Muchos zoólogos creen que el kraken "el monstruo marino de las leyendas noruegas" corresponde probablemente a los calamares gigantes del género Architeuthis, que habitan en las profundidades del océano y pueden alcanzar 18 m de longitud. El cachalote es el único animal que se atreve a enfrentarse a estos monstruos, produciéndose entre ellos encarnizadas batallas.
Ver foto ampliada

lunes, 28 de septiembre de 2009

MOTHMAN








La historia del Mothman es sindudas una de las más enigmaticas, misteriosa y realmente curiosa, ya que el patrón que sigue su aparición, parece estar más cerca del seguido por una leyenda urbana que el que habríamos de esperar para unos sucesos aparentemente reales. Sin embargo la aplastante evidencia testimonial acumulada por espacio de varios meses aproximan mucho más a la realidad a esta criatura, que a otras muchas que con mayor antigüedad y lógica zoológica figuran en los álbum criptozoológicos.
El Mothman es especial por muchas razones, pero sus singularidades más destacadas le acercan a los terrenos limítrofes de la ufología, al coincidir sus apariciones con numerosas observaciones de OVNIS en la región, o con la variopinta presencia de otras extrañas criaturas merodeando por los alrededores, incluidas los misteriosos y acosadores hombres de negro.
Ciertamente, cuando uno analiza los archivos de los sucesos acaecidos en 1966 en Virginia Occidental, puede llegar a tener la impresión de estar inmerso en un capítulo de X file. Lo mejor será que echemos un vistazo.
La Primera aparición
Es bastante probable que la primera observación de nuestro protagonista tuviera lugar entre 1960 y 1961, cuando una extraña figura humanoide, grisácea y alada de considerable envergadura, se dejó ver por espacio de unos segundos en medio de la solitaria Ruta 2 de Cornstalk en Virginia, ante los atónitos ojos de una mujer y su padre que nerviosos y con miedo optaron por pisar el acelerador y olvidar el asunto. Tan sólo lo recordarían años después, cuando a mediados de noviembre de 1966 comenzó a correr como la pólvora un relato sorprendente, según el cual cuatro vecinos de Point Pleasant habían podido observar una criatura bastante similar a la que fugazmente se dejo ver ante los primeros y anónimos testigos. Los protagonistas de tan singular historia fueron dos jóvenes matrimonios, integrados por Roger y Linda Scarberry, y por Steve y Mary Mallette, quienes la noche del 15 de noviembre de 1966 conducían en busca de unos amigos por un lugar conocido como la “zona TNT”, un reducto solitario para las parejas alejado de miradas indiscretas, que durante la Segunda Guerra Mundial había tenido usos igualmente explosivos pero de naturaleza muy diferente. La TNT, franqueada por un denso bosque y colinas pronunciadas, albergó una fábrica de explosivos así como numerosos depósitos de almacenamiento muchos de ellos subterráneos, quedando abandonada no sin antes haber sido utilizada durante un tiempo por una industria química.
Debía de ser poco más de las 11:30 de la noche cuando al pasar cerca de un viejo generador eléctrico nuestros testigos contemplaron junto a la puerta abierta del viejo edificio dos círculos de un rojo intenso, brillante y definido, unas formas que parecían ojos que acechaban en la oscuridad y que al moverse descubrieron que formaban parte un ser de apariencia humana, de color gris, con piernas, alas plegadas y una altura de casi 2 metros. “Fueron aquellos dos grandes ojos rojos, como faros de automóvil, lo que nos sobrecogió”, declararían poco después. Menos de un eterno minuto de observación bastó para que Roger pisará a fondo el acelerador de su viejo Chevy y saliera a toda velocidad de la zona por la carretera 62. De inmediato Linda Scarberry se percató que a pesar de la escapada a 160 km/h la criatura les seguía muy de cerca y sin aparente esfuerzo, a unos metros del coche y sin agitar sus enormes alas de más de 3 metros de envergadura. Sólo un fino chirrido, percibido por Mary Mallette y descrito como similar al emitido “por un ratón grande”, acompañaba a aquel extraño ser alado hasta que desapareció a la entrada de Point Pleasant. Ya en la oficina del sheriff de Mason el suplente Millard Halstead escuchó a los excitados testigos, cuyo convincente relato le hizo desplazarse inmediatamente hasta la zona TNT donde tan sólo puedo detectar una extraña interferencia de radio. Los norteamericanos son como son, y con su particular estilo al día siguiente el sheriff George Jonhson convocó una rueda de prensa en el Palacio de Justicia en la que los cuatro testigos narraron su experiencia a los periodistas, que muy pronto la difundieron por todo el país. Había comenzado la odisea del Mothman. Al día siguiente Point Pleasant y en especial la Zona TNT eran un auténtico hervidero. Numerosos medios de comunicación, curiosos y profesionales del tema, tomaron posiciones a la espera de que aquella especie de hombre murcielago, bautizado inmediatamente como mothman u hombre polilla, regresara para ser fotografiado, filmado, e incluso abatido por los lugareños. Y no se hizo esperar, aunque la nueva observación sólo tuvo por único testigo a Marcella Bennett, quien acompañada de su hija de dos años y un matrimonio amigo, acudieron a casa de otra pareja que vivían en plena zona caliente. Al llegar y descender del coche la Sra. Bennett observó con nitidez como una figura humanoide gris se levantaba del suelo, detrás del vehículo. “Parecía como si hubiera estado tumbado en el suelo. Se levantó lentamente. Era un ser grande y gris, mayor que un hombre, con unos ojos rojos resplandecientes, terribles”. La impresión que le causó aquel ser que parecía no tener cabeza fue tan grande y el efecto hipnótico de sus ojos ubicados en el torso tan penetrante, que la testigo cayó aturdida al suelo junto con su pequeña, entrando en la casa de la mano de uno de sus acompañantes. Atrincherados en la vivienda sintieron como la criatura merodeó por fuera durante unos minutos, e incluso creyeron observar como miraba a través de las ventanas al interior de la casa.
Como si de un fenómeno de histeria colectiva se tratara, decenas de personas comenzaron a reportar casos en los días siguientes de observaciones del hombre polilla, que eran difundidos por las agencias de noticias de la mano principalmente de la periodista local Mary Hyre. La noche del 21 de noviembre un vecino de la ciudad de Charleston que se identificó como Richard West comunicó a la policía que un ser alado con aspecto humanoide, de unos dos metros de altura y unos tres de envergadura en sus alas, permanecía en lo alto de una vivienda cercana, para ascender verticalmente “como un helicóptero”. Sus brillantes ojos rojos destacaban una vez más. Ruth Foster también destacó los ojos de la criatura cuando súbitamente la vio la noche del 26 fuera de su casa, en el jardín. Y otro tanto le ocurrió a la joven Connie Carpenter, quién a la noche siguiente y en la ya citada carretera 62 del condado de Mason, contempló como lo que parecía un hombre vestido de gris desplegó una enormes alas y se dirigió contra su coche, desviándose cuando estaba a punto de impactar. “Aquellos ojos. Eran de un rojo intenso, y una vez fijos en mi, yo no podía apartar los míos de ellos”, aseguró la testigo al investigador John Keel, que por cinco ocasiones se desplazó hasta Virginia Occidental para recoger in situ cientos de testimonios.

domingo, 27 de septiembre de 2009

EL CHUPACABRAS

¿Existe algún origen etimológico de la palabra Chupacabras? Algunos hacen remontar su origen a los tiempos bíblicos. Hablan de que ese animal ya fue descrito en el Apocalipsis de San Juan. En realidad es ese libro no se menciona nada sobre el asunto, como tampoco en el resto de la Biblia. Sin embargo, en el libro de Isaías (en la parte apocalíptica misma) se menciona a un mounstro femenini llamado Lilith, que en algunas versiones de la Biblia se ha traducido como Chotacabras (ojo, no es Chupacabras). En efecto Isaías describe el fin del viejo orden y la llegada de ese un mundo nuevo e ideal. En Isaías 34.11 se dice:
Se adueñaron de ella (de la Tierra) el pelicano y el erizo, la lechuza (Lilith o el Chotacabras) y el cuervo moraran en ella; y se extenderá en ella cordel de destrucción, y niveles de asolamientos.

La palabra hebrea que se traduce aquí como lechuza es Lilith y es el nombre que se le daba al mounstro de la noche. Esta palabra también se traduce como fantasma que espanta de noche y Chotacabras. Se deriva de LILITU, nombre que se le daba en la mitología babilónica, que a su vez proviene de la palabra semítica para la "noche".
La oscuridad siempre ha asustado al hombre, quien en su imaginación la ha poblado de seres monstruosos y de ruidos extraños. El hombre moderno ha olvidado un poco de este miedo por las sombras nocturnas debido al uso de la luz artificial. Aunque no todos olvidan sus viejos atavismos: may tenemos por ejemplo a los ufólogos que siguen encontrando mounstros en la noche.
Lilith, en la tradición rabínica, fue la primera esposa de Adán mucho antes que Eva fuera creada. Adán no pudo soportar alilito porque esta era demasiado astuta( o tal vez ella no lo pudo soportar porque este era demasiado aburrido), y ese fue el motivo de su separacion. Ella se transformo en un demonio de la noche que de acuerdo con ciertas leyendas, se alio con la serpiente para hacer pecar a Adán y Eva.
Isaías, Capitulo 34, versículo 14 dice:
Las fieras del desierto se encontraran con las hienas, y la cabra salvaje gritara a su compañero; la lechuza también tendrá allí morada, y hallara para así reposo.
Tipos de Chupacabras
Chotacabras es el nombre común que se les da a diversas aves de la familia caprimulgido, del orden caprimulfigormes. El chotacabras gris mide unos 25 centímetros y presenta una coloración parda y manchada de gris que le permite camuflarse perfectamente en el terreno; tiene el pico muy corto, pero puede abrir mucho las fauces. Durante el DIA permanecen posadas en las ramas en la dirección de estas; despliega su actividad durante la noche persiguiendo mariposas nocturnas; no construyen ninguna clase de nido, y depositan los huevos en el suelo. Se les encuentra en diversas partes de América, inclusive en Puerto Rico.
MITO O REALIDAD?
La chotacabra parda algo mayor presenta un collar rojizo en el cuello y es de distribución mas meridional. Se caracteriza por presentar la abertura bucal muy ancha, ojos grandes pies de reducido tamaño y cola larga. El plumaje es muy abundante, con coloración miméticas. En general son nocturnas y poseen gran maniobrabilidad cuando persigue a sus presa. De plumaje suave en las alas, lo que permite un vuelo silencioso.
Una antigua leyenda indica que el chotacabras mamaba la leche de las cabras. Una versión del origen de esta leyenda dice que el chotacabras puede abrir la boca de manera tan amplia que podría mamar de las ubres de las vacas y de las cabras; otra, tal vez la mas acertada, afirma que el nombre se debe a que el animal produce un sonido similar al de una cabra mamando. De hecho la palabra choto o chota se le da a la cría de la cabra mientras mama. Se trata de una voz onomatopéyica del sonido que producen estos animales al mamar.
Los periodistas portorriqueños no se complicaron la vida con todas estas etimologías y simplemente le cambiaron en "chota" por "chupa" y de hai nació el Chupacabras.
en México, en especial en el sureste, también existen viejas tradiciones de animales mitológicos nocturnos que podríamos emparentar con la leyenda del Chotacabras . Esta por ejemplo el KAKASBAL que volaba por la noche alimentándose de los animales. El UAY CEN, que era el nagual de un brujo que tomaba la forma de un felino pequeño y se introducía por las noches en las casas para extraer la sangre de los que estaban durmiendo.